Maraton de Nueva York

La maratón de Nueva York es el más famoso del mundo desde 1970 y es el que cuenta con la mayor cantidad de participantes. Es lo que todos los corredores sueñan con hacer al menos una vez en la vida.

Todo enamorado del running debería poder gozar del privilegio absoluto que supone asaltar la Gran Manzana, el primer domingo de cada nuevo noviembre, blandiendo no más armas que sus desgastadas zapatillas y todos los sueños infantiles de las tardes de verano en las que New York era un lejano decorado de pantalla de cine.

Para muchos de nosotros, esta religión de los pantalones cortos y las camisetas de tirantes no tiene más que dos mandamientos: buscar la felicidad de sentirnos libres a diario y completar los 42,195 km que separan el Puente Verrazano de Central Park, surcando con una sonrisa idiota de enamorado los cinco famosos distritos de la ciudad cosmopolita por excelencia: Staten Island, Queens, Brooklyn, Bronx y Manhattan.

La Maratón de Nueva York ha crecido hasta convertirse en una de las carreras más importantes y con mayor afluencia del mundo: 54.000 atletas, 12.000 voluntarios, miles de neoyorkinos, más de dos millones de espectadores en las calles de la ciudad y más de diez de millones de teleespectadores.