Roma

La zona más turística de Roma: el conjunto que forman el Coliseo, el Foro Romano y el Monte Palatino, siendo también uno de los mejores tours en Roma que se pueden hacer. La mejor forma de hacer estas visitas es empezar el día a primera hora, antes de que lleguen la mayoría de los turistas, visitando el Coliseo, donde estamos seguros, te sentirás como en la película Gladiator cuando te veas dentro del anfiteatro romano más grande y famoso del mundo.

Después de esta visita la mejor opción es subir hasta el Monte Palatino donde podrás visitar algunas de las casas más importantes de la Antigua Roma como el Domus Flavia o Casa de Livia además de tener desde el monte una de las vistas más increíbles de Roma en las que podrás tener una increíble perspectiva del Foro y del Coliseo. Para terminar podrás recorrer con tranquilidad el Foro Romano hasta subir a la Plaza del Campidoglio, otro de los mejores rincones desde donde tendrás unas increíbles vistas del Foro.

Si te apetece tener una visión más amplia de la historia y curiosidades de esta increíble zona de Roma, además de ahorrarnos todas las colas, una buena opción es reservar un tour.

Si hay algo que no puedes hacer es irte de Roma sin visitar los Museos Vaticanos, la Capilla Sixtina o la Basílica de San Pedro. Una buena forma de organizar el día es llegando a primera hora a la Plaza San Marcos y si no hay mucha cola visitar los Museos Vaticanos, que es el lugar dónde suele haber más gente y por tanto tardarás más en visitar. La colección que alberga estos museos es inmensa, destacando la sala Mapas, la de los Tapices o la espectacular Escalera de Bramante. Pero lo más impresionante y destacable es la Capilla Sixtina con los frescos de Miguel Ángel.

Después de esta visita, que estamos seguros no te dejará indiferente, puedes entrar en la Basílica de San Pedro en la que no puedes perderte el Baldaquino de Bernini y La Piedad de Miguel Ángel, una de las esculturas más increíbles que podrás contemplar. Si tienes tiempo, te recomendamos que no te pierdas la experiencia de subir a la cúpula desde donde podrás disfrutar de una de las mejores vistas de Roma con la Plaza San Marcos a tus pies.

Además de estas visitas, si tenéis la posibilidad, no dejéis de hacer la visita de las Catacumbas del Vaticano, aunque hay que reservar con bastante antelación, es una visita que os aseguramos merece muchísimo la pena y de la que estamos seguros, no saldrás indiferente.